Ante el asesinato de Alfonso Cano

Seremos libres o no seremos nada

Una vez más, y ante la evidente injerencia norteamericana es que sostenemos la importancia de un compromiso verdadero y activo de todos los países de latinoamerica y de sus organismos regionales. La UNASUR debe empezar a cumplir el rol para la cual fue creada y asumir su responsabilidad histórica.

La reciente y creciente ofensiva militar del Gobierno Colombiano, encabezado por el Presidente Juan Manuel Santos, dejó como nuevo saldo el asesinato de Alfonso Cano, su compañera y varios combatientes de las FARC-EP.

Es lamentable el show mediático montado en torno a este operativo, que no disimula en lo más mínimo los condenables conceptos – tan tristemente conocidos por los Argentinos – de “aniquilamiento de la guerrilla” y “combate al terrorismo”, impuestos por el Imperialismo Norteamericano para justificar su intervención en innumerables países en todo el mundo.

No se sabe exactamente el número de caídos por parte de las FARC-EP, tampoco si murieron en combate o si fueron ultimados como suelen hacer en este tipo de enfrentamientos, donde el aparato estatal cuenta con la sumatoria del poder propagandístico.

El desproporcionado festejo de la muerte por parte del ejecutivo Colombiano y sus acólitos, pone en evidencia la continuidad de la línea guerrerista (plan Colombia, Democracia Segura) impulsada por el anterior gobierno, encabezado por Álvaro Uribe, hoy en pleno apogeo.

La política del exterminio, que tantos males causo a América Latina, tiene hoy su correlato en Colombia, dónde cualquier atisbo de protesta social se la encuadra como terrorismo. Vale la pena recordar que en las recientes elecciones del 30 de octubre en algunos municipios, donde el fraude fue insultante para la población y se provocaron “desmanes”, fueron encarcelados alrededor de 50 personas, acusadas entre otras cosas de terrorismo.

Hacia un proceso de Paz Verdadero

El estado Colombiano es un estado militarizado, dónde la corporación militar maneja un presupuesto sideral, dónde además de la Guerrilla (FARC-EP y ELN) son parte del conflicto armado, los paramilitares y los sicarios.

La corporación militar es la menos interesada en la resolución del conflicto armado, junto a los paramilitares (que nunca terminan de desmovilizarse) son el brazo armado del narcotráfico que financian a sectores políticos de Colombia.

En Síntesis, mas allá de los errores propios que pueda haber cometido el movimiento revolucionario de Colombia, siempre han tomado la iniciativa para avanzar en un proceso de paz serio, con garantías para los combatientes desmovilizados y con Justicia social para el pueblo Colombiano.

En el tránsito de esos procesos, las corporaciones militares y para-militares, se han encargado de sabotearlas. La guerrilla ha sufrido miles de asesinatos en los procesos de desmovilización al dejar desguarnecidas sus periferias o sus dirigentes legales, por lo tanto el proceso colombiano es muy complejo y es reduccionista aducir una supuesta intransigencia guerrillera.

Flaco favor le hace a la posibilidad de encausarlo nuevamente esta política guerrerista y de exterminio impulsada por el actual Gobierno Colombiano.

Una vez más, y ante la evidente injerencia norteamericana es que sostenemos la importancia de un compromiso verdadero y activo de todos los países de latinoamerica y de sus organismos regionales. La UNASUR debe empezar a cumplir el rol para la cual fue creada y asumir su responsabilidad histórica.

No hay mas tiempo para vacilaciones, o avanzamos real y efectivamente en la resolución de los serios conflictos que sufrimos regionalmente o el proceso de integración esta condenado al fracaso. Parafraseando al General José de San Martín, seremos libres o no seremos nada.

Última modificación: 28 de febrero de 2012 a las 20:09
Hay 0 comentarios
For security reasons you need to type the text displayed in the following image <img src_="/captcha/image/2042481c742338b2194d4c9b10d98af290d4f6b3/" alt="captcha" class="captcha" /> <input type="hidden" name="captcha_0" value="2042481c742338b2194d4c9b10d98af290d4f6b3" /> <input type="text" name="captcha_1" />